COMUNICADO OFICIAL 7 MAYO 2021 EN RESPUESTA AL COLEF

 

 

 

 

 

Murcia, 7 de mayo de 2021

Desde el Ilustre Colegio Oficial de Fisioterapeutas de la Región de Murcia (ICOFRM) y en relación con distintos comunicados cursados por el Ilustre Colegio Oficial de Educadores/as Físico Deportivos/as de la Región de Murcia (COLEF), denunciando una presunta actuación de intrusismo por parte de nuestra Corporación y sus profesionales,  en relación al Convenio firmado por nuestra institución colegial  y la Concejalía de Mayores, Vivienda y Servicios Sociales del Ayuntamiento de Murcia, queremos informar a la ciudadanía  que el citado convenio suscrito, el 19 de abril de 2.021, que tiene por finalidad “ fomentar hábitos saludables mediante la realización de ejercicio terapéutico en las personas mayores, con especial interés de aquellas, que por la situación especial de la recomendación de confinamiento ante la Covid-19 u otras causas, se vean dificultadas para la normal realización de las actividades de la vida diaria por motivos del deterioro del sistema músculo-esquelético o cardiovascular”, está dentro de las competencias y funciones propias de la actividad y ejercicio profesional de los profesionales de la fisioterapia conforme  a sus estatutos colegiales, tanto regional como a los del Consejo General de Colegios de Fisioterapeutas de España, la Ley 44/2003, de 21 de noviembre, de ordenación de las profesiones sanitarias  y a la  orden CIN 2135/2008, de 3 de julio, que establece los requisitos para la verificación de los títulos universitarios oficiales que habilitan para el ejercicio de la profesión de Fisioterapeuta.

El citado convenio de colaboración en ningún caso vulnera o infringe  la Ley 3/2018, de 26 de marzo, que ordena el ejercicio de las profesiones del deporte en la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, cuyo precepto señala en su  artículo 5, apartado 3, “ El ámbito funcional que la presente ley atribuye a las profesiones reguladas en el ámbito del deporte, no faculta para ejercer funciones reservadas a las profesiones tituladas que se regulan en la Ley 44/2003, de 21 de noviembre, de ordenación de las profesiones sanitarias”, como lo es la de fisioterapia, Ley ésta que fija con toda precisión y claridad que  “Corresponde a todas las profesiones sanitarias participar activamente en proyectos que puedan beneficiar la salud y el bienestar de las personas en situaciones de salud y enfermedad, especialmente en el campo de la prevención de enfermedades, de la educación sanitaria, de la investigación y del intercambio de información con otros profesionales y con las autoridades sanitarias, para mejor garantía de dichas finalidades”. A mayor abundamiento, referenciamos de esta Ley su articulo 7.2.b, cuando señala que “corresponde a los Diplomados universitarios en Fisioterapia la prestación de los cuidados propios de su disciplina, a través de tratamientos con medios y agentes físicos, dirigidos a la recuperación y rehabilitación de personas con disfunciones o discapacidades somáticas, así como a la prevención de las mismas”. Y, por último, la Orden CIN 2135/2008, de 3 de julio, sobre los requisitos para la verificación de los títulos universitarios oficiales que habiliten para el ejercicio de la profesión de Fisioterapeuta, que en su apartado 3.12 expone las competencias que los estudiantes de fisioterapia deben adquirir como es la de “Intervenir en los ámbitos de promoción, prevención, protección y recuperación de la salud”.

Consecuentemente el marco legislativo reseñado evidencia que,  entre las competencias propias de los profesionales de la fisioterapia,  están su labor y obligación para con la ciudadanía de promover, prever y proteger la salud, que no es otra que la finalidad  que se pretende con el convenio  suscrito entre nuestra Corporación y la Concejalía. Es por ello, por lo que no alcanzamos a comprender los motivos y duras e injustas manifestaciones realizadas por representantes de otro colectivo que no entienden de la “transversalidad de competencias” que muchas disciplinas comparten, como lo es en este caso.

Queremos informar a la ciudadanía que el programa de  ejercicios que recomendamos, ha sido propuesto  por expertos en fisioterapia geriátrica y que van encaminados a evitar el deterioro músculo esquelético, cardiovascular y neurológico que conlleva toda inmovilización y aislamiento domiciliario, permitiendo y facilitando además el  citado convenio, que los ciudadanos del municipio de Murcia  puedan  acudir a un fisioterapeuta para ser evaluados y tratados de manera específica y más ventajosa en evitación de las complicaciones y patologías que el sedentarismo acarrea y ha acarreado a numerosas personas, en especial a la 3ª edad, durante esta terrible pandemia de COVID.

Por consiguiente, consideramos que son una irresponsabilidad los ataques sin base ni fundamento alguno promovidos por el COLEF al programa y a los profesionales sanitarios que lo imparten y actúan, como lo son los fisioterapeutas, cuya legalidad en su actuación está fuera de toda duda, dada la alta capacitación profesional, provocando con esta intromisión ilegitima un pretendido deterioro  de nuestra profesión sanitaria y la posibilidad de acceso de personas que precisan y necesitan de nuestra  cualificada intervención. 

Lejos de entrar en polémicas infructuosas, como las evidenciadas por el COLEF, nuestra institución y los profesionales fisioterapeutas que la componen, seguiremos promoviendo la salud de la ciudadanía, y en especial en colectivos vulnerables como lo son nuestros mayores, porque es nuestra responsabilidad y nuestro deber profesional como integrantes del colectivo sanitario.